Ambientada en el siglo IV en Egipto, concretamente en Alejandría, inspirándose en hechos reales ocurridos hace 1600 años, nos llega Ágora; una película según su protagonista sobre: << una historia real, perdida en la noche de los tiempos que tenemos la oportunidad de ver en pantalla por primera vez>>. Ella, Rachel Weisz, encarna a Hipatia, una joven astrónoma que tiene como "misión" dos cosas: descubrir como gira todo en el cielo y proteger parte de la sabiduría de la Biblioteca de Alejandría.

Como el mismo director apunta, está dirigida para diversas inquietudes: sí no nos gusta los conflictos religiosos como la eterna guerra entre cristianos y judíos, tenemos a dos hombres, Orestes y el esclavo Davo enamorados de la "señora", que es como la llaman a Hipatia o decantarnos por las múltiples preguntas que agolpan a Hipatia sobre el universo y su funcionamiento.

Lo que me llamó la atención fue saber que mientras los judíos hacían caso de los consejos y propuestas de la astrónoma, los cristianos, escudándose en la palabra de Dios, dijeran que las mujeres que actuaban como ella, haciendo  cosas de hombres y con hombres, eran  brujas, hechiceras... También me chocó la brutalidad y la violencia gráfica en muchas escenas; me sorprendió reconocer que esas puñaladas, puñetazos estaban realizados con la misma violencia de la actualidad, hay cosas que 1600años no han hecho cambiar, sino que perduran.

Leer los costes económicos de esta película es quedarse bizco al momento, pues 50 millones de euros han sido su presupuesto neto. Cuatro años de duros e intensos rodajes donde levantar una ciudad legendaria con buenos decorados donde aparezcan los edificios representativos de la época...hacen que esta obra, sea más que deseable de ver, pero el argumento, la buena historia y puesta en escena, creo que son el punto decisivo para pagar el precio elevado de una entrada de cine. Pagar ese dinero por ver algo que te deja buen sabor de boca y que sirve como apoyo al tan poco valorado cine español, no es dinero tirado.

Deciros que me ha encandilado el carácter, temple, fuerza de Hipatia, sus conocimientos tan "acertados"(para aquella época) sobre los movimientos del sol y de la Tierra y la duda histórica sobre sí la Tierra es plana o redonda... Su figura siempre ha girado en torno a un mito y el hecho de ser una mujer adelantada a su época, hacen muy comprensibles los errores que ahora desde el "futuro" vemos que cometió.

Todo aquel que la vio, piensa verla o simplemente pasa de ella, sí quiere compartirlo, aquí tiene el espacio para hacerlo.